“Cinco voces para comprender el cáncer medular de tiroides”

“Cinco voces para comprender el cáncer medular de tiroides”


AECAT, en una iniciativa pionera, pone en marcha la campaña ‘Cinco voces para comprender el cáncer medular de tiroides’ para dar respuesta al vacío de información que existe sobre esta enfermedad rara y poco frecuente. A través de varios vídeos, disponibles en https://www.aecat.net/5-voces-cancer-medular-de-tiroides/ la campaña supone una iniciativa pionera, pensada para que los pacientes estén bien informados y conozcan mejor su dolencia.

Para la elaboración de los vídeos, que representan el primer material audiovisual en este ámbito, AECAT ha contado con los mejores especialistas en la materia y con el testimonio de dos pacientes de CMT. A través de un formato cercano, se da respuesta a las preguntas que todas las personas que padecen este tumor deben conocer, desde cinco perspectivas: endocrinología, genética, cirugía, oncología y los propios pacientes.

“Los pacientes de CMT experimentan una importante sensación de orfandad e inseguridad al ser diagnosticados, por la falta de conocimiento general sobre la enfermedad, incluso por parte de los propios especialistas que inicialmente la detectan, así como por la inexistencia de una estructura oficial de centros de referencia.”, señala Cristina Chamorro, presidenta de AECAT.

“Asimismo, -añade- esta campaña ayuda a concienciar sobre la importancia de la multidisciplinaridad, así como de los avances en genética y en nuevos tratamientos, como los inhibidores de la tirosina cinasa”, explica Cristina Chamorro, presidenta de AECAT.

Así, los vídeos contienen didácticas entrevistas a especialistas en este campo como la Dra. Mercedes Robledo, jefe del Grupo de Cáncer Endocrino Hereditario en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO); el Dr. José Ángel Díaz, adjunto al Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico San Carlos de Madrid; el Dr. Pablo Moreno, jefe de Sección de la Unidad de Cirugía Endocrina del Hospital Universitario de Bellvitge de Barcelona; y el Dr. Enrique Grande, responsable de los tumores endocrinos del Servicio de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, profesionales que han colaborado además de forma desinteresada en este proyecto.

A lo largo de dichas entrevistas, los especialistas explican la importancia de realizar estudios genéticos para confirmar o descartar posibles casos de cáncer medular de tiroides hereditario y cómo prevenir su desarrollo, o el papel de la cirugía en este tipo de tumores. Asimismo, se exponen los importantes avances que se han dado en los últimos años en el tratamiento del cáncer de tiroides, avances que pasan, fundamentalmente, por los inhibidores de la tirosina cinasa, fármacos orales que han supuesto una revolución en el abordaje de esta enfermedad, al retrasar en el tiempo el crecimiento del tumor, con buena tolerancia, contribuyendo con todo ello a una mayor calidad de vida de los pacientes.

Carcinoma medular de tiroides

El carcinoma medular de tiroides (CMT) es una variedad poco frecuente de cáncer de tiroides que solo representa el 5-10% del total de cánceres de tiroides.

Como ya hemos explicado al hablar de la función de la glándula tiroides, el tiroides produce 3 hormonas. Dos de ellas, T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina),  son vitales para nuestro organismo porque intervienen en el desarrollo del sistema nervioso y además regulan el metabolismo. La tercera es la calcitonina y no se conoce su función en las personas sanas.

El CMT surge cuando estás células productoras de calcitonina llamadas células-C o parafoliculares se malignizan. Los síntomas iniciales son un crecimiento anormal de células-C y una superproducción de calcitonina. De hecho uno de los marcadores clave en el seguimiento del tumor son los niveles de calcitonina en sangre.

Puede ocurrir en familias y, en ese caso, está asociado con otros problemas endocrinos. Cuando no se presenta en más miembros de una familia y el tumor aparece solo en un miembro aislado se habla de CMT. Sin embargo, puede ocurrir que, en el 25% de los casos, y, por tanto, solo en uno de cada cuatro pacientes, el CMT aparezca como parte de un desorden genético hereditario llamado Neoplasia Endocrina Múltiple -MEN por sus siglas en inglés Multiple Endocrine Neoplasia Por ello, muchos  pacientes de CMT tienen que someterse a las pruebas genéticas que descarten el MEN.

logo_la voz del CT

Cuéntanos tu opinión