«Un traje a medida para el cáncer de tiroides» es el lema del Día Nacional para exigir el acceso a técnicas y pruebas diagnósticas de secuenciación genética que permitan personalizar el tratamiento y, por tanto, hacerlo más efectivo.