Tipos de cáncer de tiroides

Carcinoma folicular de tiroides (CF)

el diagnóstico de malignidad depende de si llega a infiltrar el espesor completo de la capsula o tiene invasión vascular

Representa entre el 10% y 15% del total de los cánceres de tiroides. Tiende a darse en pacientes algo mayores que en el cáncer papilar, siendo la edad media del  diagnóstico de  48 a 53 años.

Histológicamente, destaca su similitud con la arquitectura folicular de la célula normal y por la formación de una cápsula. En un 90% de los casos es solitario en vez que multicéntrico. El diagnóstico de malignidad depende de si llega a infiltrar el espesor completo de la capsula y, sobre todo, de si se da  invasión vascular.

En realidad, se reconocen dos patrones de crecimiento: uno de mínima invasión, denominado microinvasivo, que se correspondería con el tercio de los CFT que solo invaden la capsula; y otro de invasión extensa – los 2/3 restantes- que tiene tendencia a producir metástasis a distancia. Como en el cáncer papilar, el cáncer folicular puede crecer primero en los ganglios linfáticos del cuello -10% de los casos-, pero tiene mayor tendencia a propagarse también al torrente sanguíneo y desde ahí, en el 30% de los casos, extenderse a áreas distantes, sobre todo en pulmón y hueso.

Pese a ello, la tasa de supervivencia relativa general a 10 años de estos pacientes en la actualidad, es muy alta, aproximadamente del 85%.

En todo caso, el riesgo de metástasis se valorará individualmente por tu endocrino que cuenta con los datos del informe de la biopsia, las pruebas de imagen y analíticas personalizadas con la concentración de Tg y  tendencia de la antitiroglobulina, esenciales para un correcto seguimiento. Seguimiento que es esencial en estos casos.

A estos efectos, y solo de forma orientativa, conviene tener en cuenta algunas de las variedades o subtipos del Carcinoma Folicular A estos efectos, solamente orientativos, te pasamos a explicar los subtipos de carcinoma folicular, aclarando de nuevo que el peso de los subtipos histológicos en la agresividad final de un tumor es relativo. No podemos olvidar que el cáncer es un proceso complejo en el que interaccionan numerosos factores relacionados con el tumor y el paciente.

Subtipos carcinoma folicular:

Variante Características orientativas principales
Variante de élulas de Hürthle (CCH). Representa entre el 2 y el 6% de los CF. Con más frecuencia son multicéntricos y la diseminación metastásica a menudo acontece hacia los ganglios cervicales (25% de los casos) aunque también se disemina hacia otros órganos.Tradicionalmente, los CF y de células de Hürthle (CCH) se han considerado de mayor riesgo. Sin embargo, el College of American Pathologists refleja que el comportamiento biológico del carcinoma de Hürthle está basado más en el tamaño del tumor y la extensión que en la propia histología.
Variante de células claras Son tumores muy poco frecuentes.
Variedad insular o pobremente diferenciada. Representan el 10% de los CF y en su mayor parte se encuentran en el seno de bocios multinodulares. Se caracterizan, además, por su elevado potencial metastático y por una alta tasa de recidivas.

 

También queremos que recuerdes que tanto en caso de recidiva como de metástasis a distancia las células del tumor secundario o metastásico serían del mismo tipo de cáncer que el tumor primario y por tanto, pese a estar en otros órganos estaría formado por células tiroideas, que en el caso del carcinoma papilar absorben el yodo, lo que facilita mucho su tratamiento con 131I I131  y mejora sus resultados.

De hecho, y al igual que con el papilar, la clasificación “AMES” que elige como variables de riesgo la edad, metástasis, diseminación y tamaño (AMES en inglés) nos indica que podemos considerar pacientes de riesgo bajo a:

  • Las mujeres menores de 50 años de edad y los hombres menores de 40 años de edad sin metástasis a distancia.
  • Los pacientes mayores con tumores primarios menores de 5 cm y carcinoma papilar sin invasión extratiroidea o con carcinoma folicular con mínima invasión capsular ni invasión de los vasos sanguíneos.

Un estudio retrospectivo de 1.019 pacientes que usó este criterio mostró que la tasa de supervivencia a los 20 años es del 98% en los pacientes de riesgo bajo.

Tratamiento

En todo caso, corresponde a tu endocrinológo  la valoración del riesgo –estatificación del riesgo dentro de un estadio o categoría- y  el mejor tratamiento a seguir. en la actualidad las opciones de tratamiento son: intervención quirúrgica de la enfermedad local –que en el caso del folicular suele hacerse en dos fases- o de las metástasis, seguida de ablación con I131yodoradioactivo y tratamiento con hormona tiroidea (T4 exógena) para la supresión de la TSH. en caso de persistencia de la enfermedad o recidivas se procede al tratamiento quirúrgico de las recidivas  misma y/o tratamientos complementarios de yodo radioactivo. la radioterapia tiene un efecto moderado en el cáncer avanzado. en la actualidad se están estudiando nuevos fármacos diana para interrumpir temporalmente el avance de los carcinomas diferenciados de tiroides, metastásicos y/o refractarios.

Es importante mantener un seguimiento de por vida con tu endocrino, para valoración de niveles hormonales.

Revisado en Abril-2012 por el Dr. Don José Manuel Gómez Sáez en esa fecha coordinador del Grupo de Trabajo de Cancer Diferenciado de Tiroides de la SEEN