Foro AECAT

participa

Posibles Complicaciones tras el Radioyodo

En algunos casos pueden darse complicaciones tras el tratamiento con 131-I. Estas pueden dividirse en precoces, durante los días siguientes a la administración del radioyodo, o a largo plazo, durante los meses o años posteriores.

Precoces:

  • Tiroiditis posradiación o inflamación de la zona (10-20%).Se produce principalmente cuando hay grandes restos de tejido tiroideo. Tratamiento habitual: Frío local y fármacos antiinflamatorios no esteroideos y, en casos severos, añadir corticoides.
  • Sialoadenitis o inflamación de las glándulas salivares (30%): generalmente es transitoria y autolimitada. Tratamiento habitual: hidratación y administración de agentes sialógenos a partir de las 24 horas de la administración del 131I (zumo de limón, caramelos y chicles ácidos, etc)
  • Gastritis leve (30%): generalmente transitoria y autolimitada. Tratamiento habitual: fármacos inhibidores de la secreción gástrica (antiH2), fármacos facilitadores del vaciamiento gástrico y antieméticos (metoclopramida o similares)
  • Náuseas y vómitos, alteraciones del gusto, hipospermia: en general son poco frecuentes, transitorias y autolimitadas. En el caso de las náuseas y vómitos está indicado el tratamiento con antieméticos (metoclopramida o similares)

 

Tardías:

  • Xerostomía (10-20%): la sensación subjetiva de sequedad de la boca por mal funcionamiento de las glándulas salivales
  • Dacriocistitis y ojo seco crónico (son raras): inflamación del aparato excretor del aparato lagrimal
  • Neoplasia secundaria (leucemia o tumor sólido) (< 1%): El período de latencia para la aparición de nuevos tumores puede superar los 5 años, sobre todo con actividades acumuladas de radioyodo  elevadas. No se ha descrito el desarrollo de una segunda neoplasia tras  la administración de una única dosis ablativa.
  • Depresión medular ósea (trombocitopenia/leucocitopenia). Depende de la actividad administrada y generalmente es transitoria. El riesgo de depresiones severas está incrementado en metástasis óseas  múltiples y en casos de elevadas dosis de irradiación. La depresión medular crónica es rara.
  • Fibrosis pulmonar radica (menos del 1% de los pacientes con metástasis pulmonares). Es más frecuente en pacientes sometidos a múltiples tratamientos administrados en cortos períodos de tiempo y con actividades elevadas.
  • Hipospermia o azoospermia, y, por tanto, problemas en el volumen o en el recuento de espermatozoides de las eyaculaciones, debe preveerse si has sido sometido a múltiples tratamientos y actividades elevadas.

En general, en el tratamiento con radioyodo del CDT no se realizan de forma rutinaria estudios de dosimetría de cuerpo completo y sanguíneo, o médula ósea, porque la dosis de radiación del tratamiento ablativo con radioyodo está muy por debajo de la dosis máxima tolerable (dosis sanguínea absorbida < 2 Gy). Si deben empezar a realizarse pruebas complementarias, según valoración de tu equipo médico, cuando las dosis acumuladas se acerquen a 600 mCi.