Terapia de supresión hormonal

Terapia de supresión hormonal

Paralelamente, y precisamente en relación a dicho riesgo, el endocrinólogo valorará cada caso para determinar la concentración de TSH en sangre que conviene mantener a efectos preventivos.

Como vimos en “La glándula tiroides/función”, la TSH es la hormona que regula la captación de yodo por parte de las células tiroideas,  para su conversión en hormonas tiroideas. Una TSH elevada tendrá un efecto activador en dichas células, mientras que una TSH suprimida las mantendrá neutralizadas. Por ello, el tratamiento del cáncer de tiroides pasa por la supresión inicial de la TSH. Para ello, la dosis de T4 se ajustará para disminuir la TSH a un valor igual o inferior a 1 mU/L.

Se determinará al inicio del tratamiento y seguirá diferentes pautas en virtud del perfil de riesgo:

  • En los de bajo riesgo, en cuanto se confirmase la curación debe descenderse la dosis de l-T4 para conseguir concentraciones de TSH entre 0,5 y 1 mU/L.
  • Si el riesgo es mayor a un estadio II se buscará una TSH <0,1mUl/ml siendo aconsejable la supresión, en pacientes con riesgo elevado, al menos por 5 años.

Pero hay que dejar claro que la supresión de la TSH (igual o inferior a 0,1mU/L) es obligatoria en cualquier paciente con evidencia de enfermedad persistente (incluyendo Tg detectable sin evidencia de enfermedad).

Revisado en Abril-2012 por el Dr. Don José Manuel Gómez Sáez en esa fecha coordinador del Grupo de Trabajo de Cancer Diferenciado de Tiroides de la SEEN


Más información

Optimización terapeútica en el tratamiento exógeno con hormona tiroidea

Optimización terapeútica en el tratamiento exógeno con hormona tiroidea

Aspectos prácticos del tratamiento con hormona tiroidea _ Webinario Dr Sánchez Franco

Aspectos prácticos del tratamiento con hormona tiroidea _ Webinario Dr Sánchez Franco

 

 

 

 

 

 

 

Más información sobre hormonas tiroideas