Otros tratamientos

Medicamentos por tipo de tumor

Sólo hay un medicamento aprobado de la clase de las tirosina cinasas, pero hay una larga lista de fármacos que están dando muy buenos resultados y que ya están a la espera de los trámites pertinentes para aprobar el medicamento o la indicación para cáncer de tiroides. Algunos de estos medicamentos ya se están utilizando desde hace tiempo para tumores de otro tipo por lo que los oncólogos cuentan ya con experiencia en el manejo de los efectos secundarios y en la variación de las dosis necesarias para cada paciente. En este sentido, la colaboración entre oncólogos y endocrinos se hace aún más necesaria para utilizar, a favor del paciente, la experiencia adquirida en la administración de estos medicamentos en otros cánceres y que, ya hoy, están cambiando el panorama en los tumores refractarios de tiroides.

Aunque hay más fármacos en fase de estudio, estos son los medicamentos que están dando mejores resultados:

Cáncer papilar y folicular

  • Sorafenib. Bloquea las proteínas mutadas en estos tumores, tanto las que son necesarias para que el tumor crezca como las que hacen posible la angiogénesis. Aunque este fármaco ya está empleando desde hace unos años para tratar el cáncer renal, también hay varios estudios publicados para el cáncer refractario de tiroides. Probablemente será  el primer medicamento aprobado para el cáncer papilar y folicular de tiroides refractario al radioyodo.
  • Lenvatinib. Es otro inhibidor de la tirosina cinasa. Con él se está realizando un gran estudio en fase III a nivel internacional. Ya está finalizando el reclutamiento para pacientes con cáncer papilar y folicular de tiroides refractario.

Cáncer medular de tiroides

Los fármacos que están siendo evaluados para su utilización en el cáncer medular de tiroides son:

  • Vandetanib. Es el primer fármaco aprobado en Estados Unidos y en Europa para el tratamiento del cáncer medular de tiroides agresivo no operable. Es capaz de bloquear la activación de los receptores de membrana presentes tanto en la célula tumoral (RET) como en los vasos sanguíneos que nutren al tumor (VEGFR y PDGFR) por lo que ataca no sólo al tumor sino que también afecta al nido donde éste se aloja intentando que la metástasis “se ahogue” al no recibir oxígeno y nutrientes.
  • Cabozantinib.  Recientemente se han comunicado los resultados positivos del estudio internacional en fase III que se estaba realizando. Se espera que empiece pronto el proceso de aprobación del fármaco. El medicamento actúa bloqueando factores de crecimiento endotelial (VEGFR y  PDGFR), el RET y un receptor muy relacionado con los procesos oncológicos y receptor del factor de crecimiento hepatocítico, denominado c-MET.
  • Sunitinib. Es capaz de inhibir la actividad tirosina cinasa de tres tipos de receptores de membrana y, especialmente, del receptor del factor de crecimiento endotelial (VEGFR).