La glándula tiroides

Concepto

El tiroides es una glándula en forma de mariposa, que se encuentra situada en la base del cuello, por su parte central, delante de la laringe y justo debajo de la nuez. Consta de dos lóbulos, derecho e izquierdo, unidos por una porción central llamada istmo, y cada lóbulo -cada ala de la mariposa-, está situado a un lado de la tráquea.

Junto a él pasa también el nervio “recurrente laríngeo,” responsable de la movilidad de las cuerdas vocales, y está rodeado de varias cadenas ganglionares. Dos arterias son las encargadas de vascularizarla. Por detrás, pegada a ella, tiene cuatro pequeñas glándulas, las paratiroides, que participan en el metabolismo del calcio.

Tiroides

En situaciones normales su tamaño es tan sólo el equivalente al de la primera articulación del dedo pulgar, por lo que pasa desapercibida y no se palpa, salvo en aquellas personas con el cuello muy delgado, sin embargo es muy importante en todos los procesos metabólicos que pasan en el cuerpo.

En el caso de la glándula tiroidea está formada por dos tipos de células. Cada una de ellas produce hormonas diferentes:

  • Células foliculares: que captan yodo de nuestro organismo y lo utilizan para producir una proteína llamada tiroglobulina, y hormonas tiroideas (T3 y T4). Como vemos, para producirlas el tiroides precisa yodo (I) que debe ser aportado a nuestro cuerpo desde el exterior a través de nuestra dieta.
  • Células C, productoras de calcitonina, de la que aún no se sabe su función en personas sanas.