Terapia con yodo radioactivo

¿Qué debes hacer para prepararte?

  • Si eres mujer, es imprescindible que no estés embarazada cuando te administren el 131I. Por ello:
    • Si es necesario solicita a tu médico un sistema anticonceptivo eficaz.
    • Si tienes la mínima duda informa de ella a tu médico nuclear, te harán un test de embarazo justo antes del tratamiento para descartarlo.
  • Si estás amantando a un bebé supende la lactancia materna con carácter definitivo seis semanas antes de recibir el tratamiento
  • Consigue bajar los niveles endógenos de yodo de tu organismo:
  • Sigue el método que tu médico nuclear te indique para estimular la TSH y conseguir aumentar la captación de yodo por parte de las células tiroideas. Este puede ser:
    • Retirando tu pastilla de levotiroxina (L-T4) diaria durante un periodo de 4-6 semanas hasta entrar en un estado hipotiroideo que eleve la TSH por encima de 30 mU/mL.
    • Sustituyendo durante dos semanas la L-T4 por  hormona de vida media más corta (T3, Cynomel®) dos comprimidos diarios y retirando posteriormente toda hormona tiroidea durante otras 2-3 semanas hasta entrar en un estado hipotiroideo que eleve la TSH por encima de 30 mU/mL.
    • Siguiendo con tu tratamiento hormonal sustitutivo hasta el momento de la administración del radioyodo e inyectándote dos dosis de TSH recombinante humana (Thyrogen®) unos días antes del mismo, que eleva la TSH por encima del umbral requerido. La tolerancia a la rhTSH es buena y, está demostrada su eficacia clínica para los usos descritos, estando cubierto su coste por nuestra Seguridad Social, aunque no siempre por las sociedades médicas privadas.

Nota: Mira en “Preparación para recibir el tratamiento de yodo radioactivo/estimulación de la TSH“, para comprender mejor las pautas.

¿Qué debes hacer para prepararte?.
» Descargar pdf