Cirugía

La cicatriz

La cicatriz es el signo más visible de lo que estás viviendo y es normal que te preocupe, pero queremos tranquilizarte:

  • La mayor parte de las tiroidectomías se realizan a través de una incisión horizontal de no más de 5 cm  en la parte baja y anterior del cuello y con técnicas de cirugía mínimamente invasiva, la incisión final puede llegar a tener tan solo entre 2 y 3 cm.
  • En general, la localización de ésta se decide en función de las características anatómicas del cuello, que pueden variar de un paciente a otro. Siempre que es posible se aprovecha un pliegue o arruga para disimula la incisión quirúrgica.
  • En todo caso el tamaño de la incisión variará en función del tamaño y la consistencia de la lesión tiroidea así como de la necesidad de asociar vaciamientos ganglionares.
  • Durante unas semanas se puede apreciar cierta hinchazón y enrojecimiento que irá desapareciendo progresivamente. Hasta pasados como mínimos 6 meses desde la operación no se podrá valorar el resultado estético y mejora mucho durante todo el primer año.
  • Por tanto, NO valores la intervención  ni el aspecto que tiene la cicatriz hasta pasados varios meses, el cambio será muy significativo.
  • Es importante para una buena cicatrización, los primeros meses, proteger la herida del sol usando filtros solares o pañuelos.
  • Pregunta a tu cirujano a partir de cuándo puedes empezar a tratar la zona cicatrizada con cremas específicas, como rosa mosqueta o aceites y la utilización de parches de silicona para mejorar su aspecto. Normalmente, te remitirá a un dermatólogo.
  • Conviene hidratarla habitualmente, varias veces al día, los primeros meses. La recomendación más habitual es la rosa mosqueta.
  • Sin embargo, también hay cremas especiales que buscan evitar cicatrizaciones de tipo queloide. Consulta con tu médico para ello, especialmente si notas que los bordes no se alisan.
  • Si te operas en verano recuerda proteger la herida de la exposición directa al sol usando un filtro protector factor 50 con frecuencia o tapándote con un pañuelo.
  • En la farmacia encontrarás unas tiras adherentes especiales para cicatrices que puedes cortar a su medida. Tienen la ventaja de que además de aislarlas del sol, llevan un tratamiento que permite mantener la hidratación de la piel.

La cicatriz.
» Descargar pdf