Archivo: marzo 2016

Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (III) _ Resultados de la PAAF y Criterios Clínicos

La punción – aspiración con aguja fina (PAAF) del nódulo tiroideo es un procedimiento seguro y mínimamente invasivo y hoy en día vemos como en la consulta de un centro de alta resolución el especialista se ayuda de la ecografía para guiarse al realizar la punción.

De este modo, mediante la ecografía, que le permite ver en tiempo real a través de la piel, guía con certeza la aguja hacia el nódulo, aunque éste no se pueda palpar.

Los resultados de la biopsia de la PAAF se clasifican, según el sistema Bethesda, en seis categorías. Cada categoría indica el riesgo de malignidad de las muestras obtenidas en la punción y se clasifica de la siguiente manera:


CLASIFICACIÓN DE LOS RESULTADOS DE LA PAAF: SISTEMA BETHESDA

      • CATEGORÍA 1: No diagnóstica/ insatisfactoria
      • CATEGORÍA 2: Nódulo benigno
      • CATEGORÍA 3: Atipia de significado indeterminado / Lesión folicular de significado indeterminado
      • CATEGORÍA 4: Neoplasia folicular/Sospechosa de Neoplasia folicular
      • CATEGORÍA 5: Sospechoso de malignidad
      • CATEGORÍA 6: Maligno

Según sea el resultado obtenido en la punción el paciente se encontrará ante un diagnóstico de benignidad, siendo muy común y con recomendación de un próximo control pasado un tiempo.

En ciertos casos se recomendará la cirugía, al observarse signos de malignidad, bien en la PAAF, bien en la ecografía o bien en ambas pruebas, teniendo en cuenta otros hallazgos observados.

En el siguiente vídeo la Dra Carmen Alameda, de la Sección de Endocrinología y Nutrición, del Hospital Universitario Infanta Sofía, nos explica con más claridad y detalle en que consiste la clasificación Bethesda y el modo de actuar ante cada uno de los casos.



Criterios Clínicos para recomendar la cirugía tiroidea sin hallazgos de malignidad en la PAAF

En ciertos casos, aun con una PAAF de benignidad, se recomienda la intervención quirúrgica por criterios clínicos y esto para el paciente puede ser difícil de entender.

Como nos explica la Dra Alameda  “Cuando recomendamos a un paciente cirugía por criterios clínicos nos estamos basando en criterios fuera de lo que es el resultado citológico de la punción”.

Cuando los hallazgos observados (en el historial, el riesgo familiar, en la exploración, en la ecografía, analíticas de sangre) den claras sospechas de malignidad, aun con una punción benigna, puede ser recomendable la cirugía.

Es cuando se hace más necesaria y patente la preparación y experiencia de los diferentes especialistas implicados.

Sin embargo no se realiza una PAAF a todos los pacientes, salvo que presenten sospechas de enfermedad para lo cual se sigue un protocolo, tal como nos explica el Dr. José Balsa, Jefe de la Sección de Endocrinología y Nutrición, del Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid.

La PAAF ciertamente reduce la cantidad de tiroidectomías, al descubrirse que no hay malignidad en el nódulo y esto es gracias a su precisión. Acorta los tiempos de diagnóstico, optimiza recursos y reduce los costos, siendo de bajo riesgo para el paciente al ser una técnica mínimamente invasiva que se realiza de forma ambulatoria.



Artículos relacionados

Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (II) _ Pruebas diagnósticas

Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (II) _ Pruebas diagnósticas

Nódulos Tiroideos

Nódulos Tiroideos

 

 

 

 

 

 

 

 

Más información sobre NÓDULO TIROIDEO



Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (II) _ Pruebas diagnósticas

Un nódulo tiroideo es un crecimiento anormal de las células tiroideas que termina formando un tumor dentro del tiroides, siendo en la mayoría de casos benignos. También ocurre muchas veces que estos nódulos son de un tamaño tan pequeño que pasan inadvertidos.

Además es común que el nódulo no sea doloroso ni cause cansancio, debilidad u otros síntomas, y es en una exploración rutinaria en la que el especialista médico lo descubre o en algunos casos es el propio paciente al mirarse en el espejo o palparse el cuello de forma accidental.

Una vez detectado el nódulo habrá que confirmar o descartar que sea un tumor maligno para lo cual se sigue un protocolo que incluirá una serie de pruebas diagnósticas según sean necesarias y prueba tras prueba se vaya confirmando o descartando la sospecha de malignidad.

Como nos explica la Dra Carmen Alameda, de la Sección de Endocrinología y Nutrición, del Hospital Universitario Infanta Sofía, es importante entender que no siempre se realizan todas la pruebas a todos los pacientes que presenten sospechas de enfermedad, pues no siempre son necesarias, como en el caso que se pueda descartar la enfermedad sin tener que recurrir a todas ellas, lo cual es más habitual de lo que pensamos los pacientes.

Sin embargo en el caso que la sospecha aumente con cada prueba diagnóstica se continúan realizando todas las necesarias al paciente hasta que se confirme o descarte el diagnóstico inicial.

Una vez realizadas y estudiados los informes de cada prueba se dan las pautas a seguir al paciente y en los casos que el nódulo es benigno y no tiene criterios ecográficos de malignidad se puede vigilar al cabo de un año.

Punción – aspiración con aguja fina

Como ya comentábamos en artículos anteriores los exámenes de laboratorio iniciales pueden incluir pruebas de sangre para medir la cantidad de hormona tiroidea (tiroxina o T4) y hormona estimulante del tiroides (TSH) en la sangre para saber si el tiroides está funcionando normalmente. También la ecografía de tiroides de alta definición y la citología tras punción con aguja fina (PAAF) son pruebas utilizadas para la aproximación al diagnóstico y el seguimiento del nódulo tiroideo.

Sin embargo hoy día la citología tiroidea tras la punción-aspiración con aguja fina (PAAF) constituye el punto de partida del diagnóstico diferencial del nódulo tiroideo y su precisión es excelente, siendo la conducta a seguir ante el nódulo y el carcinoma diferenciado de tiroides. Sin embargo las muestras de citología sospechosas o indeterminadas siguen planteando un dilema diagnóstico.

¿Cuándo está realmente indicada la punción – aspiración con aguja fina?

Lo primero a tener en cuenta es que los niveles de hormonas tiroideas sean correctos, dado que en caso contrario puede inducir a errores como nos explica la Dra. Carmen Alameda en el siguiente vídeo, siendo el caso en que las hormonas tengan valores altos cuando no es recomendable. En ese caso las pruebas a realizar serán otras como puede ser la gammagrafía.


Nos ayudará a entender a los pacientes en qué casos está recomendada la punción y en que casos no está recomendada la siguiente clasificación, que diferencia entre  nódulos fríos y calientes:

Los nódulos tiroideos calientes pueden producir hormonas tiroideas en grandes cantidades. Prácticamente en ningún caso tales nódulos son malignos, sin embargo, pueden provocar hipertiroidismos y en estos casos no está indicada la punción.

Los nódulos fríos están compuestos por células sin función específica, que no producen hormonas tiroideas y que, sin embargo, pueden crecer sin control y en algunas ocasiones pueden convertirse en malignos.

En todo caso, y pese a la baja probabilidad de que se trate de un cáncer, una vez que se ha detectado un nódulo en el tiroides, se deberían realizar todas las pruebas necesarias para descartar que se trate de un tumor maligno.



Artículos relacionados

 

Centros de Alta Resolución de Nódulo Tiroideo : ¿Que són y qué ventajas presentan?

Centros de Alta Resolución de Nódulo Tiroideo : ¿Que són y qué ventajas presentan?

Nódulos Tiroideos

Nódulos Tiroideos

 

 

 

 

 

 

 

 

Más información sobre nódulos tiroideos



Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (I)

Cada año se diagnostican en España alrededor de 3.000 casos de cáncer de tiroides, siendo uno de los tumores que más aumenta en incidencia en la actualidad. Y aunque solo supone el 1% de los casos de cáncer que se diagnostican al año, su incidencia  se ha duplicado en la última década.

No obstante más del 90% de los nódulos que aparecen en el tiroides son benignos.

En más casos de los deseados, sabemos que el tiempo que dura el proceso de evaluación y diagnóstico para confirmar o descartar la enfermedad se hace excesivamente largo para el paciente y sus familiares, que viven ese período de diagnóstico con gran inquietud y con el cáncer como una amenaza.

Sin embargo los centros de alta resolución de nódulo tiroideo permiten reducir notablemente el tiempo de diagnóstico y también unifican criterios de diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cáncer de tiroides además de otras enfermedades propias del tiroides.

Tal como nos indica en el siguiente vídeo el Dr. José Balsa, Jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid, “los pacientes que presentan nódulos tiroideos y que pasan por el centro de alta resolución de este hospital son atendidos por un endocrinólogo experto en nódulo tiroideo y, en una única visita, al paciente se le realiza la historia clínica, la exploración, una ecografía tiroidea, y si es necesario, una punción-aspiración con aguja fina, teniendo los resultados de la aspiración en un plazo no mayor a diez días”.

La biopsia por punción-aspiración con aguja fina actualmente es una de las pruebas de diagnóstico de gran utilidad en el estudio de los nódulos tiroideos y, siendo realizada antes de proceder a la intervención quirúrgica, es una gran herramienta para determinar la malignidad tiroidea. Además es más económica que algunos otros tipos de pruebas diagnósticas por imagen que se realizan para el diagnóstico del cáncer de tiroides. Los resultados de la biopsia se obtienen en un plazo que normalmente no supera los diez días.

¿Cuando se requiere de la punción-aspiración con aguja fina? Como nos explica el Dr. José Balsa “Cuando la ecografía muestra sospechas de que el nódulo tiroideo es maligno se decide en la misma consulta la realización de esta prueba”

¿Qué ventajas tiene un centro de alta resolución?

Como ya hemos explicado, una de las grandes ventajas es que se realizan todas las pruebas necesarias el mismo día, reduciendo notablemente el tiempo necesario para el diagnóstico, algo que de otro modo requeriría de por lo menos tres visitas a especialistas diferentes.

Además, al realizar todas las pruebas el mismo endocrinólogo, permiten conocer al mismo especialista toda la sintomatología permitiéndole gestionar más rápidamente todos los tratamientos que el paciente requiera.

Desde AECAT siempre hemos apostado y defendido la mejora de la eficiencia del sistema público de salud con la creación de más Centros de Alta Resolución de Nódulo Tiroideo, que buscan optimizar recursos y ganar tiempo en el diagnóstico obteniendo,  en un mismo centro médico y en tan solo un día, las pruebas requeridas en manos de médicos expertos, mejorando así la calidad asistencial que recibe el paciente y garantizando una valoración eficaz y especializada.


Artículos relacionados

Diagnóstico del cáncer de tiroides

Diagnóstico del cáncer de tiroides

Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (II) _ Pruebas diagnósticas

Centros de alta resolución de nódulo tiroideo (II) _ Pruebas diagnósticas