Tiroides e infancia


Para cualquier persona el buen funcionamiento de la glándula tiroides es vital. De hecho regula todos los órganos menos el bazo.

Una disfunción tiroidea no detectada y tratada puede causar problemas graves  en la salud, y puede ser fatal durante el embarazo o marcar el presente y el futuro de los niños, ya que el control del metabolismo del tiroides juega un papel importante en el crecimiento del niño y en su desarrollo neuro-psicológico, así como en el aprendizaje de habilidades.

Sin embargo no siempre es fácil detectarla en uno mismo, pues sus síntomas no son específicos, a veces, incluso son muy vagos o similares a otros problemas médicos comunes. Según nuestra experiencia la vivencia de cada persona de sus problemas tiroideos es única y no todos los individuos presentan todos los síntomas asociados con la enfermedad. Por eso no es fácil llegar a un diagnóstico de disfunción tiroidea. Más difícil resulta diagnosticarla en niños y mucho más importante aún es tratarla de la mejor forma posible.

Como Asociación de Pacientes de Cáncer de Tiroides, nos preocupan los niños que por un carcinoma medular de tiroides se enfrentan a una tiroidectomía y a un tratamiento hormonal sustitutivo de por vida, pero también los otros niños que nacen con hipotiroidismo congénito o que terminan desarrollando un problema con su funcionamiento bien por una lesión, por falta de yodo en su dieta o por una enfermedad de Graves o una tiroiditis de Hashimoto.

En todos los casos se trata de enfermedades raras de los niños y queremos que nuestro esfuerzo sirva para todos.

Y es que al igual que los adultos los niños pueden sufrir una insuficiencia tiroidea o hipotiroidismo, que desacelere su metabolismo, o un hipertiroidismo, cuando el cuerpo genera demasiada hormona. Detectarlos y tratarlos a tiempo es esencial para evitar problemas a largo plazo.

¿Qué síntomas buscar en los niños para detectar una disfunción tiroidea?

Es importante que los padres entiendan las señales o manifestaciones que pueda tener una disfunción tiroidea en los niños.

Estos síntomas pueden variar en función de la edad. Y es importante tener claro que tiende a darse en las familias en donde los padres los presentan, especialmente si se trata de un problema de autoinmunidad.

babies-644263_1280

Los niños pueden experimentar problemas de la tiroides desde su nacimiento, ya que pueden nacer sin la glándula tiroides funcionando correctamente, una condición llamada hipotiroidismo congénito. Esta condición puede ser difícil de detectar al nacer ya que los bebés pueden no presentar síntomas, o sólo puede mostrar efectos leves que a menudo pasan desapercibidos.

En algunos casos severos, los bebés pueden nacer sin la glándula tiroides, lo que a menudo puede dar lugar a anomalías físicas, como una lengua grande, o manifestaciones más leves como ictericia prolongada, exceso de sueño, disminución del tono muscular, grito ronco, las deposiciones poco frecuentes y el estreñimiento, o la baja temperatura corporal.

Para nuestra tranquilidad los bebés son examinados para detectar el hipotiroidismo congénito, con el objetivo de iniciar un tratamiento adecuado de reemplazo hormonal tan pronto como sea posible. Los niños con hipotiroidismo congénito son tratados con levotiroxina en la misma forma que los adultos. Este tratamiento puede garantizar que el niño se siga desarrollando con normalidad.

Sin embargo más adelante en su desarrollo también pueden empezar los problemas de hipotiroidismo y es conveniente vigilar, posibles retrasos en el crecimiento de los huesos o los dientes, dificultad de aprendizaje o retrasos en alcanzar la pubertad.

Respecto al hipertiroidismo, suele presentar  algunos de los siguientes síntomas: cambios en el comportamiento o rendimiento escolar, falta de sueño, inquietud, irritabilidad, necesidad de levantarse por la noche para ir al baño,  temblor de manos y / o ojos grandes, un aumento del apetito, pero combinada con la pérdida de peso, diarrea,…

En ambos casos, detectarlo y tratarlo a tiempo, es importante, tanto como mantener la vigilancia cada 3-6 meses. También conviene informar al colegio dado que el tiroides afecta de forma significativa en el estado de ánimo y en las capacidades cognitivas.

Por ello, es importante un seguimiento especializado y, también, un sobreesfuerzo para formarse por parte de los padres. Dicho esto, , los padres pueden estar seguros de que los problemas de tiroides, bien tratados, permiten a sus hijos una vida feliz y saludable.

Apoyo a la creación de material informativo para padres

child-538207_1280

Este sábado 16 de mayo, AECAT gracias a la colaboración de GO-fit Valladolid, convocamos a una Jornada Benéfico-Deportiva de Sensibilización sobre este problema.

Invitamos a todo el que esté sensibilizado con este tema y quiera apoyar a crear los primeros materiales en España para familias sobre este importante tema, le animamos a venir y contribuir en la Primera Jornada de Sensibilización el <Efecto Mariposa> en la sede de GO-fit Valladolid el próximo sábado 16 de mayo de las 10h a las 20h

Es una invitación a la solidaridad con el objetivo de recaudar los fondos necesarios para crear un material de apoyo a familias con niños con disfunción tiroidea, especialmente para aquellos que afrontan en edades tempranas una cirugía por cáncer medular de tiroides o MEN2.

Queremos sensibilizar sobre la importancia de que los padres conozcan  los síntomas y los efectos de una disfunción tiroidea en los niños, a la vez que buscamos medios para seguir informando y formando a los padres que se enfrentan a la crianza de hijos con un problema de tiroides.

Clic sobre la imagen para ver horario ampliado

Clica sobre la imagen para ver horario ampliado


 

Aecat es miembro de la Thyroid Federation International (TFI)

 

 

Cuéntanos tu opinión