Cómo comunicarse con los pacientes con cáncer: qué decir y cómo hablar para ayudarles


“Si le pregunto otra vez cómo está, es posible que se derrumbe, que le haga hablar de algo que no quiere o que esté insistiendo demasiado. Sin embargo, si espero a que sea él quien se desahogue, quizá piense que no estoy preocupado por cómo lo está pasando o que esté esperando a que le dé una palabra de ánimo”. Esta es una de las cosas que, con más frecuencia, pasan por la cabeza de los familiares y amigos de pacientes con cáncer. Y es que encontrar el término medio en el que mostrar tu preocupación y apoyarle sin atosigar a la persona enferma no es fácil. Con ayuda de nuestra psicóloga Ana Huete, la psicóloga de AECAT, te damos algunas pautas que pueden aportarte herramientas para una comunicación más fluida en estas situaciones.

Empatía y comprensión

Son dos de los factores que te ayudarán a mantener una comunicación fuida con los pacientes con cáncer. Además, estos consejos pueden ayudarte:

  • Ten cuenta que los pacientes se encuentran en una situación de vulnerabilidad, tanto física como emocional, que influirá en sus reacciones. Quizá recibas una mala contestación, pero eso no quiere decir que no valore tus palabras y tu apoyo. Trata de evitar los enfrentamientos en las situaciones cotidianas y retoma el tema cuando le veas más tranquillo.
  • Acompañar al paciente a la consulta del médico le tranquilizará. De esta forma, compartes con él el impacto de la información, le ayudas a recordar y corregir datos y a volver a casa con alguien que conoce de primera mano su estado. Por muy mal que nos sintamos, es el paciente el que requiere nuestra atención.
  • Muchas veces no sabemos cuidar físicamente de los otros, pero eso se aprende con la práctica: preparar las comidas, hacer la compra, arreglar la casa, hacernos cargo de los niños, pueden ser situaciones que no manejábamos antes, pero que sólo necesitan dedicarles un tiempo.
  • Emocionalmente, no podemos ir arrastrando nuestros sentimientos. Es muy importante ser sinceros con el paciente y con nosotros mismos. A veces, poner buena cara ante los demás, para no preocupar o dar una falsa imagen de control no es creíble y, aunque lo sea ante los otros, no nos ayuda en nuestra relación. La expresión abierta de los sentimientos es fundamental para todos, incluso ante los niños. Especialmente ellos notan cuando algo no va bien o se sale de la rutina y, hablar con ellos claramente, a su nivel y utilizando símiles de cuentos o dibujosayudará a convertir la nueva situación en algo más normal.
  • Es importante que le escuches y pongas atención a los mensajes no verbales. Muestra empatía y una actitud comprensiva. Esto no quiere decir que le des la razón en todo lo que dice ni que estés de acuerdo en todo momento. Significa comprenderle, ponernos en su lugar y tratar de entender sus decisiones, aunque no las compartamos. Dale tu opinión en las cosas en las que no estés de acuerdo, pero siempre respetando sus puntos de vista.
  • Utilizar el sentido del humor para “quitarle hierro” al asunto no es una buena idea. Esta actitud la debe tomar el paciente, pero los comentarios irónicos de amigos y familiares pueden resultar dañinos y molestos para quién está pasando por la enfermedad.
  • Si tienes dudas sobre lo que necesita, pregúntale. Es mejor esperar su respuesta a que des por hecho algo que puede molestarle. Quizá creas que necesita salir de casa y organices una reunión sorpresa con sus amigos, pero es posible que en este momento lo que menos le apetezca sean los eventos sociales. Por el contrario, podrías rechazar una cena con vuestros tíos y primos pensando que no es un buen momento, mientras a él le apetece salir de casa.
  • Observar y ten la paciencia para saber qué necesitan de nosotros. Si no sabemos qué decir, el lenguaje no verbal va a cobrar importancia en nuestra relación: abrazar, tocar, sonreír, son el fundamento de la tranquilidad para el paciente, hacerle saber que no le vamos a dejar solo. Con esas señales decimos más que con mil palabras y nos van a entender mejor porque va a ser el mensaje más sincero.
  • Evita comparar historias si no las has vivido en primera persona. Todos conocemos personas que han pasado por esta enfermedad, pero ni los tratamientos ni los pacientes son iguales. Lo mismo ocurre con frases del tipo “sé cómo  te sientes”. Si no has vivido una situación parecida, quizá puede sentirse ofendido.

8 comentarios

  1. Ruth dice:

    A veces es el propio paciente el que finge que todo va bien para no preocupar a su familia. Esto es una pesada carga porque no permite el desahogo.

  2. Antonio dice:

    Buenas tardes/noches:
    El próximo jueves 16 me vuelven a intervenir de una tiroidectomía parcial que me hicieron el 20 de junio, ya que en el análisis patológico hubo sorpresita….así que voy a por la tiroidectomía total…y lo que haya que rascar más…
    Os puede decir que LO MÁS MOLESTO, sobre todo cuando informas la primera vez, es la cara de TERROR absoluto que, sin darse cuenta, pone la mayoría de la gente al decírselo…es la cara de alguien al que le hubieras informado de que te han condenado a muerte irrevocablemente con fecha incluida…sé que es dificil, pero por favor, tratar de evitar esa cara, sobre todo si el que os lo dice, que es el que lo tiene, se muestra alegre, contento o quitándole importancia…
    Bueno, nos vemos después del próximo jueves….porque la vida sigue..aunque pongamos caras de pánico…jajaj

  3. Carolina dice:

    Excelente opinión de Antonio “LO MÁS MOLESTO, sobre todo cuando informas la primera vez, es la cara de TERROR absoluto que, sin darse cuenta, pone la mayoría de la gente al decírselo…es la cara de alguien al que le hubieras informado de que te han condenado a muerte irrevocablemente con fecha incluida…sé que es dificil, pero por favor, tratar de evitar esa cara, sobre todo si el que os lo dice…”

  4. isabel jany briceño sandoval dice:

    hola amigos yo fui operada deetiroydes el que adelgga ase 6años me dianos ticaron cuando estave gestando yo estaba enbarasada ya ustedes seimaginaran como vivi pero ha ora estoy bien pero me preocupa por qe estoy bajando de peso y no tengo apeito decomer y se meseca la piel alludemen qe m aconsejan tengo miedo

  5. lupita garcia dice:

    me gustaria que me ayudaran, porque mi pareja tiene cáncer de colom y no me deja acompañarlo a sus tratamientos, que puedo hacer?

  6. liliana de zan dice:

    tengo un hermano con cáncer de páncreas ya le hiciepta la ayudaron la primero quimio que dura 48 horas mientra estuvo internado lo pude acompañar,,,pero el vive solo y aunque mi hermana le preparo una habitación el no acepta estar acompañado. Como puedo ayudarlo me pone nerviosa que este solo que le pase algo.se alimenta muy poco

  7. ely dice:

    Me estoy preparando para recibir yodo radioactivo y tengo dudas: ¿Qué comer? ¿ La calabaza, la sandía, gandules, ciruelas secas y jugo de ciruela están permidos?

  8. AECAT. Asociación Española de Cáncer de Tiroides dice:

    Hola Ely. Puedes informarte sobre la dieta baja en yodo, e incluso descargarte unos menús con alimentos bajos en yodo: Son menús para dos semanas, con desayunos, comidas y cenas en el siguiente enlace: http://www.aecat.net/2015/11/12/menu-bajo-en-yodo-antes-del-tratamiento-con-radioyodo/

Cuéntanos tu opinión